14 mar 2019

15 mitos y conceptos erróneos sobre la tecnología en la nube

La tecnología en la nube ha experimentado un enorme crecimiento en los últimos diez años. La mayoría de las organizaciones del sector público y privado del Reino Unido la utilizan ahora de una forma u otra, especialmente para manejar y almacenar datos vitales. Pero muchos aún no tienen claro qué es realmente la tecnología en la nube, qué puede ofrecer y hasta qué punto es segura. Y no les ayudan unos cuantos mitos y conceptos erróneos que se niegan a desaparecer.

Así que aquí están 15 de los mejores (o peores) mitos en torno a la nube explicados y desmentidos. Esperamos que esto le dé una mejor visión de la nube y le ayude a decidir si es el momento de que su empresa se suba a ella...

Mito 1: ¡No sé lo que es la nube!

La verdad: Probablemente ya lo usas.

La tecnología en la nube es simplemente computación de acceso remoto con todo el hardware y el software necesarios almacenados en una ubicación remota. Es decir en internet aplicaciones de software para ti y para mí. Así que si usas el correo electrónico, la banca online o las redes sociales, estás ya utilizando la nube.

Mito 2: La nube no es segura.

La verdad: Es probable que la seguridad en la nube sea más estricta que la de su sistema actual.

La seguridad en la nube mejora constantemente. En la mayoría de los casos, los proveedores de la nube contarán con procedimientos de cifrado de datos, funcionalidad y seguridad más estrictos y avanzados que los de sus clientes.

Un buen proveedor de la nube también empleará a expertos en seguridad y software para proteger sus mayores activos: sus datos. Además, los datos están mucho más seguros cuando están encriptados y en manos de profesionales en lugar de administradores internos sin conocimientos reales de informática.

Mito 3: Construir una nube puede llevar meses.

La verdad: Unos días es más probable...

Los buenos proveedores de servicios en la nube se encargan de todos los aspectos de la migración, y le darán toda la información y las herramientas pertinentes para que el proceso sea rápido e indoloro; por lo general, no lleva más de unos pocos días.

Mito 4: La nube es cara.

La verdad: Los servicios tecnológicos en la nube pueden realmente ahorrarle dinero.

Con la nube, no hay que comprar ni instalar ningún equipo voluminoso, lo que elimina la necesidad de un gasto de capital inicial (capex). Los costes de seguridad, energía, refrigeración, mantenimiento y actualización del hardware también están cubiertos. Según International Data Corporation, casi todas las organizaciones que utilizan servicios en la nube ahorran dinero.

Mito 5: La nube es de talla única.

La verdad: Es flexible, modular y puede crecer con su negocio.

La nube es una solución flexible, y todos los buenos proveedores tienen una amplia gama de opciones de computación en la nube para satisfacer cualquier necesidad. La tecnología de la nube puede utilizarse de forma modular, de modo que sólo se paga por lo que se utiliza. También le da un mayor control de sus recursos, ofreciéndole la posibilidad de aumentar o disminuir la escala según sus necesidades. Todo esto se puede conseguir también sin invertir en nuevo hardware.

Mito 6: Puedes quedarte atrapado en la nube.

La verdad: Puedes entrar y salir de la nube con facilidad.

Estar "encerrado" en un proveedor de la nube es una verdadera preocupación para muchas empresas. Existe la creencia de que una vez que sus datos se despliegan en el entorno de la nube, nunca podrán recuperarlos (o al menos, no en el mismo formato).

La verdad es que las empresas tienen muchas opciones disponibles para no quedarse encerradas. Todos los buenos proveedores de la nube ofrecen una integración perfecta para mover los datos dentro y fuera de la nube con facilidad.

Mito 7: La tecnología en la nube no es fiable... ¡Podría perder datos!

La verdad: La nube hará un mejor trabajo de copia de seguridad de tus datos que tu sistema actual.

Si alguna vez has tenido problemas para mantener copias de seguridad consistentes, entonces te encantará la nube: los buenos proveedores tienen copias de seguridad automatizadas regulares para garantizar que una copia de todos tus datos sea recuperable en caso de desastre.

Mito 8: La nube me dará menos control.

La verdad: Tendrás más control al estar disponible en cualquier momento y desde cualquier parte del mundo.

A mucha gente le preocupa que, al no poder ver dónde se almacenan sus datos, no puedan acceder a ellos. No es cierto. De hecho, la mayoría de los proveedores de la nube te dan acceso de administrador para ver y controlar tus datos desde cualquier parte del mundo (siempre que tengas una conexión sólida a Internet) y te ahorran la molestia de mantenerlos.

Mito 9: La nube afectará a mi cumplimiento.

La verdad: Cualquier buen proveedor de servicios en la nube se asegurará de que cumpla con la normativa.

Las empresas tienen derecho a preocuparse por el cumplimiento de las últimas normas de seguridad. Pero se pueden cumplir con éxito estas normas en la nube, donde el cumplimiento es tan importante como en cualquier otro sector: un buen proveedor de la nube será proactivo a la hora de garantizar el cumplimiento de los últimos requisitos de seguridad.

Mito 10: No tendré tiempo para mantener la nube.

La verdad: ¡Relájate! En realidad no necesitas hacer nada...

No hay que preocuparse: la nube se ocupa de sí misma, automatizando tareas como la gestión de las actualizaciones de software y el mantenimiento de los equipos del servidor por usted. Como su servicio está externalizado, las actualizaciones de software se producen automáticamente en segundo plano. Además, tendrá acceso a nuevas funciones para ayudar a sus empleados y liberar su valioso tiempo.

Mito 11: La nube es demasiado compleja

La verdad: Está repleto de funciones fáciles de usar que facilitan las cosas...

Los responsables de TI son los más propensos a opinar que la nube aumenta la complejidad en cuanto al almacenamiento de datos, el acceso de los usuarios y otras aplicaciones. Tal vez la razón detrás de esto podría ser un apego erróneo a sus procesos internos existentes...
¿La verdad? Los cuadros de mando fáciles de usar y los informes informativos y ricos en gráficos son un par de características típicas de la nube que ofrecen, incluso a los usuarios con más dificultades técnicas, oportunidades para simplificar información y procesos complejos.

Mito 12: El ahorro de dinero es el único beneficio de la nube.

La verdad: Hoy en día, la nube ofrece mucho más que un ahorro económico.

La tecnología en la nube ofrece a los directivos la libertad de centrarse en las oportunidades futuras de su negocio, en lugar de tener que "arreglárselas" con los procesos existentes y obsoletos. Muchas empresas descubren que la agilidad que proporciona la nube se traduce en beneficios mucho más importantes que el ahorro de costes.

Mito 13: La nube no durará.

La verdad: Durará más que su ordenador personal.

Ya dependemos tanto de la nube que podemos estar seguros de que no es una moda pasajera. La computación en la nube lleva ya un tiempo en el mercado, por lo que ha demostrado su capacidad de permanencia.

Según Nube247La mayoría de las organizaciones migrarán su infraestructura informática a la nube antes de 2020, y sólo 40% de ellas seguirán residiendo en sistemas locales. Con el notable aumento de la adopción de la nube, no será de extrañar que el desarrollo del servicio en la nube siga disparándose.

Mito 14: El tiempo tormentoso afecta a la nube.

Falso: Aunque hay gente que cree que el clima tormentoso interfiere con la computación en nube
Mito 15: La nube es una nube real.

La verdad: Definitivamente no hay planes de trasladar la nube al cielo.

Lo creas o no, estos dos últimos mitos se basan en una verdadera encuesta realizada por Wakefield Research, para Citrix en Estados Unidos. La encuesta reveló que 51% de los encuestados pensaban que el clima tormentoso podía afectar a la computación en nube. Y nada menos que 29% pensaba que la nube era... bueno, una nube de verdad. Todo lo que puedo decir es: ¡......Doh!

Reflexiones finales de AccessPay...

Para muchas organizaciones del sector público y privado, la idea de la computación en nube puede parecer todavía desalentadora.

Pero como empresa que utiliza la tecnología de la nube 100%podemos decirle (con cierta seguridad) que es todo lo contrario. El tiempo, el dinero y la energía que ahorrará utilizando la tecnología de la nube es algo que cualquier organización con visión de futuro puede utilizar en su beneficio. La nube va a formar parte de tu vida a partir de ahora. No hay que escapar de ella y no hay razón para temerla.